Mi experiencia siendo vegetariana

¡Muy buenas gentecilla! 
No podía escapar más a la necesidad de actualizar el blog, llevo meses con varias ideas rondándome la cabeza y, si seguía reprimiendo todas ellas, acabaría por explotar ¡Así que, simplemente voy a dejar que vayan surgiendo!
Como algunos ya sabéis, en Junio me independicé. Todo ello tiene su lado bueno y su lado negativo. Lo bueno de vivir sola es que no tienes que rendirle cuentas a nadie sobre lo que haces, ocupas tu tiempo, cuando limpias o comes. Tienes la libertad de enfrentarte a tu rutina como buenamente quieras.
Cuando estaba viviendo con mis padres, mi madre se preocupaba bastante por nuestra alimentación. Por lo que, pese a mis intentos e insistencias sobre llevar una dieta vegetariana, nunca conseguí cambiarla de opinión. Y creedme, la entiendo. La desinformación y ciertos bulos hacen que una madre mire antes por la salud de sus hijos que a sus insistencias. Sí que es cierto que durante una temporada, la verdad que bastante breve, trató de cocinarme platos con menos carne. Pero como os digo, duró poco. Incluso cuando me cocinaba yo mis platos, se las ingeniaba para que de alguna manera comiese esas vitaminas que supuestamente no ingería. Que sí ingería, porque mi familia ha sido siempre muy carnívora, y quizás de cuatro días semanales de carne, me omitía sólo uno y medio.

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js Las razones por las que quería dar ese paso no es ni más ni menos que el maltrato animal. Soy animalista y no concibo la idea del calvario que ha tenido que pasar un conejo, una gallina, una vaca o un cerdo para que yo después tenga alimento, maquillaje, champús o incluso ropas.

Nuestra sociedad es muy antropocentrista y ven la vida de un animal como inferior, pero olvidamos algo esencial. Nosotros también somos animales, que nuestro desarrollo más inteligente del lenguaje o nuestro desarrollo de la razón no nos hace ser dioses. Y no, no veo como excusa la idea de «es la cadena alimenticia, trata de que un león no se coma una cebra»a lo largo de estos meses he tenido que escuchar perlitas como estas o incluso peores-. Un animal salvaje o caza o no come, un animal salvaje no ha estado torturando a la cebra para comérsela. No la ha dejado en jaulas de dos pies para cebarla, no le ha partido las piernas para que no escape. Nosotros, gracias a esa capacidad de razonar, tenemos capacidad de elección. Y mi elección ha sido esa, no consumir alimentos que contengan animales o derivados de animales. Hay muchos otros que consumen carne, pero tratan de que esa carne provenga de lugares más honrados. Que los hay, existen, sólo hay que buscarlos.
Así pues, a día de hoy llevo siendo vegetariana poco, apenas van a hacer cuatro meses. Pero por algo se empieza. Uno no nace desconstruído o sabiendo cómo funciona la vida. Cambiar el mundo o cambiarse a uno mismo no es un paso fácil, ni mucho menos rápido.
Desgraciadamente comencé muy de prisa, a saco. Quitándome la carne de golpe. Un grave error.
Soy migrañosa y cualquier cambio hace que tenga más papeletas de tener una crisis. Si a ese cambio le añadimos que la carne lleva ciertos aditivos a los que nuestro cuerpo se acostumbra, una vez los quitas de golpe, tu cuerpo reacciona de manera agresiva, exigiéndolos.
De esa manera estuve dos semanas en cama. Claro que, de esto me enteré después al comentarlo con un amigo. Volví a intentarlo. Consumía carne dos veces por semana, cuando lo creía necesario, a una. Así, hasta que sin darme cuenta había dejado la carne de lado.
 
Antes de nada quiero comentar que, pese a lo que voy a contar, no a todos les pasa lo mismo y no todos han de buscar suplementos alimentarios ni todos tienen problemas de salud.
A mediados de Julio comencé a trabajar en un bar. Pleno verano, en el paseo más transitado del pueblo, un bar recién inaugurado y con gran fama-ya que es un bar familiar pasó de padres ahora a sus hijos- vas a encontrarte con el local a rebosar y muchísima faena.
Comencé a sentirme muy cansada, mi pareja incluso me comentaba que me veía más pálida y los ojos hundidos. No le di importancia, trabajaba bastante a un ritmo que no estaba acostumbrada y lo achacaba a eso. Mi falta de costumbre. Sin embargo pasaron las semanas y fui a peor. Llegué incluso a tener varios problemas de estómago. Así que decidí acercarme a una herbolistería y comentarles como me sentía. Mi problema fue que no les comenté que era vegetariana y simplemente me dieron un complemento alimenticio que daba más vitalidad y fuerza al cuerpo.
No funcionó, claro. Lo que me hacía falta eran varias vitaminas y establecer un menú decente. Por menú decente me refiero a un menú bien elaborado, esas semanas comía a deshoras, comía poco, me saltaba comidas. Mis horarios en el bar me dejaban tan cansada que quizás me levantaba a las 14:00 de la tarde, desayunaba un vaso de leche de avena y luego merendaba una tortilla, comenzaba mi jornada de trabajo y quizás no cenaba.
Hace un mes y poco fui a otra herbolistería y me dieron Spirulina, claro, tras comentar que era vegetariana.Tomando Spirulina todas las mañanas ya no me siento tan cansada y sigo llevando una dieta vegetariana.

De hecho, mi pareja también se ha adaptado muy bien a este cambio. Me lleva a sitios donde hay comida vegetariana si decidimos salir a cenar y las veces que me prepara comidas, me hace unos menús deliciosos. ¿Una anécdota graciosa? Ahora mi madre, cada vez que voy a visitarla, me llena tápers de comida vegetariana. Antes no quería cocinarme nada vegetal y ahora, busca recetas nuevas que pueda cocinarme cuando vaya a verlos.


//platform.instagram.com/en_US/embeds.js¿Se me ha hecho duro dejar de comer carne?

Os mentiría si dijera que no. Claro que han habido momentos en los que me hubiera comido una pechuga rebozada o embutido, sobre todo, teniendo que cocinárselo a mi novio. Pero no duro en el sentido de sufrir, era simplemente esa gula que te entra a veces. Sin embargo esas ansias apenas sucedieron en los dos primeros meses y tampoco es que haya sido una situación desagradable y horrible.
Como vegetariana he tenido que aguantar…
Comentarios ofensivos, bromas estúpidas, opiniones y comentarios que yo no pedí sobre mi salud o mi futuro como madre. Que gente carnívora se ofenda simplemente por mi dieta cuando yo en ningún momento cuestionaba ni me metía con la dieta de otros… Un sin fin de prejuicios y bromas que no necesitaba escuchar. Y es que hay personas que tienen miedo a la gente que decide cuestionar la sociedad en la que vive, y las demonizan en busca de sentirse mejor con ellos mismos por no querer salir de su zona de confort.
¿Consejos para comenzar?


Si quieres hacerlo, hazlo. No hay ningún consejo y que no te mientan con que no hay recetas o que no comes mucho. Que no te afecte lo que puedan decir otros, y bajo mi experiencia decir que, si tienes la salud un tanto frágil, vayas poco a poco.

Espero que os haya gustado este artículo un tanto más personal. Seguiré hablándoos del tema, con recetas o más experiencias. 

Anuncio publicitario

12 comentarios sobre “Mi experiencia siendo vegetariana

  1. ¡Hola! Me ha gustado tu experiencia, es muy interesante. No sabía que si dejas de comer carne de golpe pues te puede «hacer mal». La verdad te admiro, porque yo no podría serlo. Soy un caso desastroso en lo que se refiere a la comida, como fatal. Pero bueno, me alegro por ti. Y ánimo^^¡Besitos!XX ASH XX

    Me gusta

  2. ¡Hola!La verdad es que es una elección propia y si a ti te gusta llevar este tipo de vida, adelante que nadie te pare, ni los comentarios ni las bromas, ni nada por el estilo.Yo no podría serlo pero para gustos, los colores.Nos leemos y un besazo<3

    Me gusta

  3. ¡Hola!La verdad es que estoy muy orgullosa de ti y ni siquiera te conozco. Bajo mi punto de vista, ser vegetariana o vegana debe ser un camino difícil, sobretodo a la hora de salir a cenar o comer por ahí, puesto que la mayoría de sitios a los que vas, siempre hay algo con carne o derivados de animales. Por eso, te envío fuerza y a pasar de los que se meten en vidas ajenas. ¡Nos leemos!Mireia – Bitácora Literaria

    Me gusta

  4. Wow, admiro a aquellas personas que pueden hacer este cambio. Personalmente no podría, por varios motivos externos a mi. Argentina es el país más carnívoro, creo yo, así que eso es uno. Y después, que en donde vivo, comer verduras es más bien un privilegio. Gracias por compartir tu experiencia. Saludos!

    Me gusta

  5. ¡Hola! Yo la verdad es que creo que has tomado la decisión correcta. Si es lo que sientes, adelante. Aunque sí que es verdad que creo que decidir de un día para otro no volver a comer carne es una decisión muy drástica (he deducido de tu post que hay que hacerlo poco a poco, y me parece bien), creo que cada uno es libre de comer lo que le venga en gana. Ser vegetariano no es malo en absoluto, simplemente es una elección que demuestra que sigues tus ideales y eres consecuente con tus pensamientos, algo que me parece muy loable. ¡Te felicito por ello! Te deseo mucha suerte en esta nueva etapa de tu vida como independizada 🙂 Un besazoAlejandra – Creando Océanos

    Me gusta

  6. Quizás si lo intentases, acababas comiendo mejor. Yo de hecho, estoy probando recetas que no habría probado si no fuera vegetariana xDD Y sí, como dije en el artículo, la carne que compras en los supermercados, incluso las de carnicería llevan ciertas cosas que tu cuerpo las toma como una droga. Y cuando falta, le entra el mono. No es que tú quieras comer carne sí o sí como una persona que fuma. No. Sino que tu cuerpo se manifiesta llamándote la atención como que algo le falta. En mi caso fueron migrañas y posteriormente cansancio. Yo te animo a que lo intentes, o sino, tratar de llevar una dieta con menos carne ^^

    Me gusta

  7. Jajaja yo respeto a todo el mundo. De hecho, a mí la carne me gusta mucho. Donde estuvieran antes una docena de longanizas de pueblo, allí estaba yo. De hecho, como broma, mi pareja quería hacerme una tarta de longanizas para mi cumpleaños. Pero aquí estoy. A veces merece la pena sacrificarse un poco por el bien de otros seres que no se pueden defender. Pero ya te digo xD no es porque no me guste la carne. Y como dices, intento hacer oídos sordos a todo eso que dicen, pero a veces es que estás tan cansada de escucharlo, que simplemente acabas contestando bordemente.

    Me gusta

  8. ¡Muchísimas gracias! Tu comentario me ha animado muchísimo. Y sí, a la hora de salir a cenar es complicado. Incluso muchos de tus amigos sueltan el «joder, es que ¿para qué te haces vegetariana?» si lo que quieren es ir, por ejemplo, al McDonnals. Igualmente, la gente se está concienciando más y cada día hay más locales dónde tienen un apartado para vegetarianos. Los últimos a los que fui, bastante conocidos y que tienen señalizado los productos vegetarianos o veganos son: Los 100 montaditos y Muerde la pasta. Incluso, en Valencia hay un japonés al que solemos ir mi pareja y yo. La encargada es súper amable y si te tiene que hacer comida especial no le importa. Hasta te recomienda platos que no contienen carne y que están buenos. Eso en otros sitios no lo encuentras. Sin menús cerrados y poco puedes hacer. Recibo tus fuerzas y tus ánimos como un regalo 😉 así que, muchas gracias guapísima.

    Me gusta

  9. Uff, obviamente, pese que aquí en españa llevar una dieta vegetariana es más barata que una carnívora, hay países y situaciones económicas con las que pocas veces puedes luchar. Igualmente, tampoco sé si podrías pero yo te lo comento… Mucha gente se crea sus propios huertos. Yo muchas de las verduras y huevos que como provienen del huerto de mi madre ^^ y es tan sencillo como plantar la planta y cuidarla. Las gallinas sí que son más caras de mantener y mantenerlas en condiciones. Pero podrías probar, por ejemplo, a plantar tomates. Por lo que sé es una planta que aguanta mucho y muy bien.

    Me gusta

  10. ¡Muchas gracias! Y sí, es un error muy grave. Afecta demasiado al cuerpo. Y ojalá la gente pensase más como tú. Pero ven el ser vegetariano como algo «malo» o, mejor dicho, «una tontería». Y la gente que suele verlo como una tontería suelen apelar al » es que los animales están para comérselos «. Y cosas así…

    Me gusta

  11. ¡Hola! Me alegra muchísimo que hayas podido decidir algo tan importante como lo es tener una vida siendo vegetariana. A mí esta decisión me costó un poco ya que cuando lo decidí era aún muy chica, tenía 11 años. De igual manera los nutricionistas siempre me decían que no podía ser peligroso si me alimentaba adecuadamente. Ya hace 8 años que soy vegetariana y estoy en perfectas condiciones, no me morí como muchos me decían :/ Ya sé, suena a una tremenda exageración pero hubo ocasiones que la gente me decía literalmente eso jajaja Como si fuera una decisión que me va a arruinar la vida. Hay muchos que piensan muy distinto y me he topado con muchos de ellos jajaja Realmente espero que esta decisión sea muy fuerte en ti y que te vaya muy bien en ello :3 En mi propia experiencia he tenido muchas dificultades en la mitad del camino con las recetas. Era muy difícil para mi madre empezar a cocinar distinto y eso al menos a mi me influyó bastante ya que empecé a conocer nuevas recetas y nuevas formas de cocinar alternativas. Espero que también a ti te ayude en ese sentido para ampliar también nuevos horizontes :3Por cierto discúlpame que antes no te había podido seguir. No he estado muy activa últimamente y no había podido entrar en la lista actualizada de los links del grupo de WhatsApp de bloggers literarios pero ya te he podido seguir :3 Me alegro poder conocerte a través de esta entrada :3 ¡Nos leemos!Jazmin – Navegando entre Letras

    Me gusta

  12. ¡Hola! La verdad es que yo antes si que comía mucha carne y embutidos, pero ahora incluso me da cosa comer ese tipo de alimentos. Aún así, tengo que reconocer que me costaría muchísimo dejar de comer queso o jamón salado o un poco de carne de vez en cuando.¿Qué me recomendarías hacer para ser vegetariana?¡Besos y nos leemos!Marieta ~ Relatos de una náufraga

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s